Cómo aprovechar al máximo un fin de semana en una ciudad desconocida

Si vas a pasar un fin de semana en una ciudad que no conoces, debes de tratar de aprovechar el tiempo al máximo para descubrir todos sus secretos. Por eso, el primer consejo es que estudies previamente el sitio al que vas a ir para decidir qué es lo que te interesa de verdad visitar y qué no. Un fin de semana no da para mucho y si queremos ver museos y también conocer la ciudad, vamos a tener que organizarnos muy bien.

Planifica el tiempo dejando siempre espacio para no hacer nada, esto es, para sentarse a tomar un refresco con calma o ir a ver algo que, sin estar en la lista, hemos descubierto de casualidad y queremos ver más a fondo. Es importante madrugar bastante para aprovechar al máximo el tiempo. Así, se podrán visitar los lugares más frecuentados antes de que llegue el grueso de la gente, pudiendo pasear de una forma mucho más tranquila por lugares que más tarde pueden estar abarrotados.

Los museos pueden visitarse también a primera hora, con entradas previamente obtenidas para evitar colas. Y dejar el último momento de la tarde para cenar con calma y disfrutar un poco de las zonas de vida social de la ciudad, siempre recogiéndose a una hora prudente para poder madrugar al día siguiente.

Si por el contrario tu idea es disfrutar de la noche, de la hostelería y de las comidas, tendrás que reservar en los mejores restaurantes para que no te quedes sin mesa y planificar todo de manera que todo se adapte al horario de comida y las salidas nocturnas. Aquí se trata de no madrugar, de disfrutar de la cama del hotel hasta la hora de comer, reservando el último turno. Tras la comida, un paseo para descubrir la ciudad un poco y poder llevarse también una idea de lo que se está viendo. Finalmente, una ducha en el hotel y a disfrutar de la cena y la noche.

Sea cual sea tu opción y sea cual sea la ciudad que quieres visitar, olvídate del coche. Así que mejor reservar aparcamiento Cordoba, por ejemplo, y moverse con el transporte público para evitar tener que perder tiempo aparcando o estar agobiados por llegar a tiempo a los sitios cuando no conocemos cuáles son las mejores rutas para llegar.